Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Cuando las palabras caen frente al espejo

«Cualquier cosa es buen material para la poesía.  Cualquier cosa. Lo he dicho una y otra vez.» William Carlos Williams. Paterson, Libro Quinto.
Cuando una película es capaz de representar más que una sola cosa se sabe que se está ante una lucha por la trascendencia, y eso es Paterson: una ciudad de Nueva Jersey, un poema dividido en cinco libros y un conductor de bus. Curiosamente, cada uno de estos distintos Paterson son uno solo en la película de Jim Jarmusch, ramas de un mismo tronco, dedos de una misma mano, versos del mismo poema, días de una misma semana.

Y es que nada explica o caracteriza mejor esta película, estrenada en el 2016, que el sentido de unidad. No hay elementos que no converjan hacia el mismo punto que los otros, como las aguas de las cataratas del río Passaic, o los días que se suceden unos tras otros y que son la única prueba de la continuidad de la vida, así no haya nada por lo que valga vivir. En Paterson, Jim Jarmusch resalta de una forma ultraconsciente los el…

Entradas más recientes

Mi lenguaje es una extensión de quien soy

Mi rey

El Nobel no es de Dylan

Nooteboom, el viaje y sus constelaciones

Bolaño tras la posteridad

Shakespeare, el desconocido

La identidad en “El proceso”

Spotlight: un periodista espera

Cosechas cerebrales

La ciudad, el rock y el tributo